Pages Menu
TwitterRssFacebook
Categories Menu

Posted by on 10 feb, 2015 | 2 comments

Cantos de sirena: las utopías no existen

Cantos de sirena: las utopías no existen

_____

“Las sirenas tienen cuerpo de pájaro y cabeza de mujer. Viven en una isla rodeada de cadáveres y esqueletos de barcos. ¿Por qué? Fácil, su canto es tan extraordinario que el que lo escucha solo desea alcanzarlas y claro, se estrella con barco y todo contra las rocas de la isla. Y si alguno sobrevive ya se encargan ellas de matarlo”

Pasaje de La Odisea, de Homero

Hace no demasiado tuve el privilegio de ser alumno del Catedrático de Sociología Rafael Gobernado, que se jubilaba ese mismo año. Como ya estaba de vueltas y era su ultimo año, sus clases magistrales eran verdaderas delicias: pensamientos en voz alta pero bien fundamentados sobre cuestiones límites en el campo de la sociología… y de cualquier ámbito de la vida.

Uno de los desafíos intelectuales que proponía a través de la exageración y los planteamientos extremos estaba relacionados con las utopías. Él repudiaba las utopías, las imágenes inverosímiles que el ser humano es capaz de dibujar sobre un futuro hipotéticamente perfecto, teniendo como planteamiento de partida la situación actual e imperfecta. La búsqueda de la utopía conduce a más desesperación y nuevas imperfecciones, comentaba. Las utopías son cantos de sirena, como las descritas en el pasaje de Homero.

Las expectativas sobre el futuro, cuando es idealmente imaginado, se disparan. Esa visión idealizada, dicen, es el motor para ser fuertes, avanzar, comprometerse, evolucionar, no desesperar. La imagen idealizada (¿una utopía?) acerca de lo que somos capaces nos abruma, nos incita a continuar, a pesar de las adversidades que encontramos por el camino. Como propulsor y motivador, no pongo en duda su valía.

Sin embargo, a mayor idealización de los planteamientos (a más utopía), las expectativas y las ilusiones se van desgastando conforme pasa el tiempo. La realidad nos muestra una y otra vez que las imágenes idealizadas no existen. Que al enamorarnos de la utopía somos propensos a olvidarnos de las arrugas y otros pliegues que conforman la compleja realidad. Que las utopías son cantos de sirena.

Me gusta la obra de René Magritte que encabeza este artículo, porque nos muestra una sirena transformada, una realidad utópica deconstruida que nos sugiere que hasta la irrealidad (la sirena) puede ser un convencionalismo que suponemos objetivo e indudable. Con esta obra, titulada “La invención colectiva”, me gusta pensar que Magritte nos obliga a poner en tela de juicio las nociones sobre la realidad que asumimos como dadas de una vez y para siempre, incluso las realidades utópicas. Me gusta pensar que podemos innovar de forma colectiva, que las sirenas solo son posibles cuando no las idealizamos. Me gusta pensar que como Ulises, podemos escudriñar alguna estrategia para no caer en los errores seductores, pero teniéndolos cerca para conocer bien aquello que puede destruirnos.

Ulises ya está prevenido de los cantos de sirena. Hace que sus compañeros se tapen los oídos con cera. Él, sin embargo, les pide que le aten al palo mayor y que no le suelten por más que suplique. Ulises es demasiado curioso. Necesita saberlo todo, conocerlo todo y no le importa poner en peligro su vida. Ulises escucha el canto de las sirenas. Hubiese querido arrojarse al mar para llegar hasta ellas. Pero el barco finalmente se aleja de la isla.

Pasaje de La Odisea, de Homero

2 Comments

  1. Me ha gustado mucho el artículo, Nacho, es un canto a la combinación cabeza en las nubes + pies en el suelo, mente y corazón, racionalidad y emotividad…
    Respecto a innovar, acabo de descubrir en sitio que creo también te gustará, te dejo el link por si no lo conoces todavía: http://metacreatividad.org/
    Sigue así, por favor, es un placer leerte :-)

    • Gracias por esa referencia, Edita. No la conocía. Y por el comentario! Me dejas la cara un pelín colorada :-D

Trackbacks/Pingbacks

  1. Bitacoras.com - Información Bitacoras.com Valora en Bitacoras.com: _____ “Las sirenas tienen cuerpo de pájaro y cabeza de mujer. Viven en una isla rodeada …

Deja un comentario