Pages Menu
TwitterRssFacebook
Categories Menu

Posted by on 10 jun, 2013 | 17 comments

Visión del futuro desde el presente

Visión del futuro desde el presente

Antonio Manuel Guerra

Director Titular del Colegio Compañía de María de Puente Genil, participante del Master en Dirección Estratégica de RRHH de la UCO.
www.twitter.com/AntonioMGuerraP

Es muy frecuente escuchar a personas que están en proceso de búsqueda activa de un empleo quejarse de la situación actual que estamos pasando y la incidencia que esta tiene en las posibilidades de acceso al empleo, sea por cuenta propia o ajena. Pocas veces esta crisis es vista como una oportunidad de tener una visión distinta del empleo de la que se ha tenido hasta este momento, "un trabajo para toda la vida".

Me resulta curioso, o más que curioso, un punto para la reflexión el hecho de que las personas de mi entorno que ven las nuevas formas de empleo y los nuevos yacimientos de empleo son personas que están trabajando. Quizás esto es debido a que el estar con la angustia que te da el no tener empleo o, más aún, el hecho de no poder desarrollar los conocimientos adquiridos durante tu época de estudio o preparación para el mercado laboral, te impiden tener una visión clara del futuro y, sobre todo, de cómo encarar este futuro.

Cuando uso en lugar de parado la frase -"búsqueda activa de un empleo"- no lo hago como un eufemismo para que suene mejor: lo pongo para diferenciar claramente a una persona que está parada de una que está en búsqueda activa. Este concepto no es filosófico, es práctico y actitudinal, te hace ver que tú eres necesario para precisamente salir de esta crisis que nos envuelve a todos, parados y activos.

Es necesario cambiar a un nuevo paradigma que vaya de acuerdo con los tiempos, con la visión que tengamos de nuestro futuro, de lo que debemos llamar carrera profesional, ya sea como trabajador o como emprendedor. La manera mas realista que tenemos es estudiar bien nuestro entorno y saber realmente qué es lo que quiero. Generalmente la pregunta suele ser ¿qué es lo que hay en el mercado? y debemos comenzar desde arriba: qué puedo aportar y desde dónde puedo aportarlo, qué puntos débiles tengo en mi formación y hacia dónde debo dirigir mis opciones. El problema que hay aquí es no intentar realizar tu sueño de futuro y dedicar el tiempo a buscar un empleo que no está en tus sueños...

Leía en un articulo no hace mucho tiempo que la búsqueda de seguridad aboca a veces al fracaso y a la inestabilidad tanto emocional, como incluso económica y laboral. Algunas personas creen (hablamos ya de creencias limitantes) que en momentos de crisis hay que sacrificar los sueños y hay que buscar trabajo allí donde algunos señalan que hay trabajo o que se creará más trabajo en un futuro. Incluso recomendamos a conocidos y amigos cuáles son los trabajos mas demandados, sin preguntar: ¿tú que quieres hacer?

No quiero decir que se renuncie a empleos por el hecho de no ser el que me autorrealice, quiero decir que teniendo o no empleo debemos tener el suficiente autoconocimiento como para ir poco a poco preparándose y reinventándose para llegar a realizar ese sueño que has tenido siempre. Llegado ese trabajo, incluso es posible que lo hayas idealizado tanto que realmente no es lo que querías... Pero eso es para otra reflexión.

Si has llegado hasta este punto gracias y espero tu opinión.

17 Comments

  1. Hola Antonio (y Nacho).
    Me viene al pelo tu reflexión porque estoy preparando mi intervención en el próximo TEDxValencia donde abordaré el futuro del empleo. Precisamente uno de mis mensajes es que el empleo estable ha muerto. Lo que dices en tu 1er párrafo “un trabajo para toda la vida”.

    Y ando pensando sobre cual será el nivel de comprensión de esta idea que me encontraré en mi auditorio. ¿Realmente la gente aún espera encontrar un empleo estable? ¿Sigue esta idea tan enraizada en nosotros? ¿O por el contrario son muchos los que ya han tomado conciencia del cambio de paradigma con el que nos encontramos en el mercado laboral?

    Por lo que comentas, la idea aún parece estar verde, a pesar de las evidencias. O quizá es que no hay mayor ciego que el que no quiere ver.

    Un saludo.

    • Hola Nacho, estoy seguro de que no hay mas ciego…, he tenido contactos con personas del norte de Europa y cambian de trabajo o mas bien de proyecto de desarrollo personal con una facilidad increible y lo que más me sorprende con una tranquilida y vision de futuro muy clara.
      Gracias por tu comentario

  2. Buenas tardes Antonio, una vez más con tu reflexión me has hecho ver las cosas cada vez más claras, siempre consigo quedarme con un buen consejo que me ha ayudado profesional y sobre todo personalmente, estoy de acuerdo contigo, hay que reinventarse, renovarse, seguir creciendo como profesionales y personas ya sea activamente o como persona en búsqueda activa de empleo, porque con cada paso que se de, surgen nuevas oportunidades, nuevos horizontes y creo que inconscientemente te vas acercando a lo que realmente te gusta, porque solo desde ese punto pondrás en práctica todo tu potencial y destacarás consiguiendo así tus objetivos y sobre todo estarás motivado para seguir trabajando.
    un saludo

    • Cristina te agradezco esta reflexion y sobre todo que la lectura te de pie para hacerte planteamientos nuevos, estoy seguro que ese es el camino adecuado.
      Gracias.

  3. Gran sorpresa el descubrir a alguien que tiene una opinión tan formada del tema como la mía.

    Jamás hay que dejar de perseguir tu sueño, tu elemento, estés sellando documentos, recogiendo vasos o siendo directivo de alguna empresa. Tenemos un tiempo limitado del que hay que disfrutar y no podemos perderlo dejándonos llevar por la corriente sin, por lo menos, intentarlo.

    Hay que tener muy en cuenta lo que nos apasiona y alimentarlo cada vez que encontremos un hueco y, ¿Por qué no? Algún día poder hacer de ello una profesión.

    • Antonio, me adhiero al enfoque propuesto en tu reflexión, en todo su conjunto :), y también a la extensión del tema en el comentario de Óscar.

      A veces, a la pregunta ¿qué quieres hacer?, no le sigue una respuesta que concrete una profesión determinada, puesto de trabajo, funciones concretas… Sino que esta respuesta puede estar formada por un conjunto de valores y acciones que pueden desarrollarse en diferentes circunstancias, o, si lo queremos, en distintos “trabajos”(acciones remuneradas), entonces surge la facilidad para incorporar a cada proyecto los “sueños de futuro”, que inmediatamente se trasladan al presente, dejando la esencia en cada cosa que hacemos.

      Enhorabuena por el post!!!
      Saludos

      • Ana Belen, aunque he contestado a los dos post con una identificacion total, me vas a permitir que haga una ampliacion a tu comentario potenciando el matiz del crecimiento que uno debe tener en cada una de las experiencias de trabajo-crecimiento que vaya haciendo, que el ¡TU QUE QUIERES HACER! se va contruyendo en el camino…. y eso seria tema para un nuevo post el reinventarse en el camino, te recomiendo un libro del Doctor Mario Alonso Puig que tiene este titulo.
        Gracias nuevamente Ana Belen.

  4. Yo tambien me siento identificado con tu opinion.
    Gracias.

  5. La visión de la pérdida del trabajo para toda la vida puede tomarse por dos vías: como algo dramático o como algo dinámico. A mi juicio: para los jóvenes puede ser un reto, incluso puede convertirse en una actitud, el estar en constante renovación y competición por puestos laborales; para alguien, digamos, con madurez en el mundo laboral, en cambio, puede suponer una pesada losa tenerse que ver “obligado” a estar en la misma situación que alguien que aún no tiene consolidado un proyecto de vida. A este último creo que le agradará más pensar en un trabajo para toda la vida.

    Respecto a la felicidad o autorrealización, si no tenemos la suerte de tener el trabajo de nuestras vidas, tal vez la debamos obtenerlas por otras vías, como las aficiones (deportivas, musicales, etc.). Al fin y al cabo, no todo va a ser trabajar…

    • Javi realmente la vision dinamica del trabajador en constante cambio y busqueda es ese el concepto real de evolucion personal, no hay competicion hay evolucion y a esa debe estar atento el departamento de RRHH.
      Gracias por tu comentario Javi.

  6. Estimados todos.
    Desde hace un tiempo sigo estos comentarios que me parecen interesantísimos y actuales.
    Mi realidad es Chile y aunque no nos ha llegado la crisis con la dimensión que se vive en Europa, vivimos otras crisis y el empleo no está ausente.
    Pienso que hay dos miradas al presente: en mi generación (tengo 71 años y estoy activo laboralmente) el empleo era para toda la vida y cuando se accedía a él se “hacía carrera”, se iba escalando posiciones y se jubilaba en ese punto de actividad. Hoy día pienso que “la empresa” soy yo mismo, por lo que debo estar preparado para el cambio constante al que nso empuja el mercado laboral y a veces más allá de nuestros intereses.
    Lo que nos falta es fortalecer la visión y madurez personal y espiritual para poder mirar el futuro con ojos de “esto es lo mío, pero comienzo con lo que tengo, o lo que puedo”.
    Mi norte debe estar trazado desde mucho antes.
    no importa lo que deba hacer entretanto (debo pucherear, mantenerme, mantener la flia.) pero sin dejar de tener presente cuál es mi meta.
    Los felicito por el debate y gracias por invitar a participar.
    los abrazo con afecto y deseo de todo corazón que pase pronto este “mal rato” en Europa.
    Patricio Bustamante S.

    • Estimado Patricio un honor para mi tener esta reflexión de una persona tan curtida y una pregunta por favor explica la expresion debo pucherear y mantener la flia.
      Mil gracias.

  7. Antonio, como siempre, impactando. Por experiencia puedo decir que no percibe lo mismo este escenario un trabajador ocupado que uno desempleado. La propia situación de desempleo desestructura la vida de la persona y afecta al autoconcepto personal y profesional, cuanto más tiempo pasa ésta desocupada mayor es la sensación de impotencia. Por supuesto, esto no le pasa a todo el mundo pero yo diría que sí le ocurre a mucha gente. Por eso creo que es posible que la personas ocupadas tengan una visión más optimista y creativa sobre las posibilidades de empleo propias o ajenas. En ese sentido, como en muchos otros, una persona con trabajo tiene una posición privilegiada a la hora de soñar, aunque puede encontrarse con las mismas dificultades, o gran parte de ellas, que cualquier desempleado. La dificultad no está tanto en soñar como en sentirse capaz de conseguir el sueño.
    Aquí entra un factor en el que, al menos yo y el entorno en que me muevo, no nos desenvolvemos muy bien: la incertidumbre. No estamos preparados para asimilar el ritmo al que se mueve el mundo. Nos han educado para vivir como nuestros padres, en mejores condiciones, eso sí, pero en un sistema más o menos estático. En cambio, el mundo al que nos enfrentamos es absolutamente dinámico y requiere de iniciativa, creatividad y valor. Por eso supone un reto diario cambiar esquemas, buscar alternativas y tener fe en las propias posibilidades de cambio.
    Me ha encantado leerte.

    • María Jesús, siempre dando en el clavo y opinando con certeza desde la experiencia de vida laboral que tienes y en la que te encuentras en este momento.
      Tu reflexión en si pasa de ser una replica a la que he desarrollado para convertirse en una ampliación, una magnifica ampliación a lo que yo he compartido.
      Gracias por tus reflexiones.

  8. Como bien dices en el post, debemos cambiar esa concepción de trabajo para toda la vida que se ha venido teniendo hasta ahora. No es fácil, pero más complicado se hará si nos aferramos a ello y no queremos abrir nuestra mente y verlo como oportunidad tanto si se esta empleado como desempleado.

    Debemos ver esto como una forma de enriquecernos y seguir aprendiendo para poder dar lo mejor de nosotros mismos en cada ámbito profesional en el que nos movamos.

    La adaptación al medio que tan bien se nos da en otros aspectos de nuestra vida es aquí donde debemos reflejarla y vender lo que mejor sabemos hacer, cada uno en su profesión.

    Ser ambiciosos en nuestros proyectos y no contentarnos con hacer algo que no nos gusta, debemos intentar al menos perseguir lo que creemos que será el trabajo de nuestra vida, aún sin saber si lo será por mucho tiempo.

    Un saludo ;)

    • Ana Belen, Gracias por el complemento y ampliacion que pones en el ser ambiciosos en nuestros proyectos además con seguridad y una ambicion basada en el esfuerzo y saber compartir en equipo y como hemos oido tantas veces “Los sueños están para complirlos”.

  9. quiero saber que pasara conmigo soy una niña de 10 años

Trackbacks/Pingbacks

  1. Bitacoras.com - Información Bitacoras.com... Valora en Bitacoras.com: Visión del futuro desde el presente fue escrito por Nacho Muñoz en el blog conGestión de …

Deja un comentario