Pages Menu
TwitterRssFacebook
Categories Menu

Posted by on 4 jun, 2013 | 13 comments

La motivación en la gestión de personas

La motivación en la gestión de personas

Isabel Muñoz

Licenciada en Administración y Dirección de Empresas, cursando Máster en Dirección Estratégica de RRHH en la UCO. 26 años
www.twitter.com/isabelmuma

Cada día está más de moda a la hora de gestionar personas la palabra  http://tahoebiltmore.com/ discount viagra online motivación. Todos los jefes, coordinadores y, en general, mandos intermedios o superiores se esfuerzan diariamente para que todos sus trabajadores se encuentren motivados. Sin embargo, no todos saben el significado del término, o bien no saben encuadrar la motivación dentro de la cultura de la organización.

¿Qué significado tiene exactamente la palabra motivar? Para mí, no era otra cosa, que satisfacer las necesidades de todas y cada una de las personas que forman parte de la organización. A través de un buen clima laboral, afrontando los inconvenientes diarios que puedan surgir desde la posición que se ocupa en ese momento, escuchando a tus compañeros o empleados, y sobre todo, teniendo muy presente que se trata de  personas con circunstancias, personalidades e incluso culturas diferentes unas de otras. Esto era, el sentido que yo le daba a  la palabra motivar única y exclusivamente, y  buy sildenafil online hablo en pasado porque mi percepción sobre  la motivación estaba quizás algo distorsionada o me era más interesante comprenderlo así.

Ahora, y tras varias sesiones de máster, entiendo la motivación como algo más, algo que empieza en uno mismo, en la lucha interna, el deseo de conseguir tus propias metas, la satisfacción  de desarrollo personal, y entender que da igual si te gusta o no tu trabajo, quién tengas sentado al lado o cómo te trate tu jefe si realmente eres consciente de lo que buscas, a dónde quieres llegar, qué objetivos piensas conseguir y qué compromisos vas a adquirir. Si estás dispuesto a hacerlo lo conseguirás.

Por lo que añadiría a la definición de motivar la  zithromax no prescription predisposición de las personas en la realización y gestión de las actividades propias de su trabajo o, por qué no, de su propia vida.

Sin embargo, de los principales inconvenientes con los que nos encontramos las personas cuando intentamos ser (o estar) motivadas es que no conseguimos encontrarnos a gusto con nosotros mismos durante un largo periodo de tiempo, ya sea por inquietud, ambición, o todo lo contrario, por alguna frustración o malogro, por lo que tendemos hacia el  fracaso. En estos casos, bien de un extremo u otro, hay que tratar de esforzarse, luchar y comprometerse con lo que cada persona busca en su vida, saltar los obstáculos que no encontremos en el camino y luchar por lo que cada uno queremos llegar a ser, disfrutando de lo que hacemos en el presente.

De estas premisas expuestas puedo concluir que el significado de  motivación no es más que:  satisfacción de las necesidades, predisposición, compromiso y esfuerzo que emanan de uno mismo y que derivan en quién te rodea.

“Una persona usualmente se convierte en aquello que él cree que es. Si yo sigo diciéndome a mi mismo que no puedo hacer algo, es posible que yo termine siendo incapaz de hacerlo. Por el contrario si yo tengo la creencia que sí puedo hacerlo, con seguridad yo adquiriré la capacidad de realizarlo aunque no la haya tenido al principio”. Mahatma Ghandi.

13 Comments

  1. Me ha gustado mucho la entrada, sobre todo como va madurando en la autora el concepto hasta ir adquiriendo esos matices de complejidad que lo humanizan. Saludos!

    • Muchas gracias por tu comentario Manel.

      Efectivamente, es lo que he intentado plasmar, cómo he ido madurando el significado de la palabra motivar y los cambios que han supuesto paralelamente en mí.

      Un saludo.

  2. Al final, todo lo que ocurre dentro de la gente forma parte de su crecimiento personal. Las organizaciones deberían darse cuenta de que no pueden prescindir de la ética y los valores (y no me refiero a los que les hacen quedar bien de cara a la galería), porque en el fondo detrás de todos sus stakeholders no van a encontrar nada más, y nada menos, que a personas.

    Me ha encantado, Isabel.

  3. Para mí un tema muy latente y complejo este de la motivación. Aún no tengo claro en qué espacio encuadrarlo, como un sentimiento, una emoción, una actitud, ensayo mental preparatorio…todo o nada de eso. Me han gustado mucho dos fragmentos de tu escrito que para mí pueden entrar en el constructo motivación:
    – “…llegar a ser disfrutando de lo que hacemos…” lo que implica un mantenimiento en el tiempo de la motivación.
    – “…emana de uno mismo…” Sólo la persona es capaz de generar esa motivación. Quizá los demás podemos construir o ser herramientas (a través de palabras, acciones, imágenes, etc) que puedan tener la posibilidad de promover en otro la generación de motivación, pero nadie tiene poder para crear directamente motivación en otra persona. En estos días he escuchado y compartido la reflexión de “no sé cómo motivar a las personas”, porque no se puede hacer de manera directa entre personas, es algo individual e intrínseco. En nosotros está encontrar la clave de lo que nos mueve.

    He aprendido de tu perspectiva Isabel, un abrazo

    • Gracias Ana Belén,

      Seguramente y conforme pase más tiempo el sentido de la palabra irá evolucionando, pero lo que sí se, en este momento, es que si uno mismo no es capaz de sentirse cómodo en lo que está haciendo diariamente, difícilmente podrá motivar a nadie.
      Como dices, en nosotros está encontrar la clave de lo que nos mueve.

      Saludos

  4. ¡Enhorabuena por el post! Sin duda, el principal protagonista y en el que recae el peso de poseer o no motivación está en la propia persona. Lo importante y complicado a la vez, es saber canalizar toda la información tanto interna como externa para lograr mantener lo máximo posible esta cualidad y de este modo alcanzar el objetivo propuesto.
    Un saludo.

    • Gracias Gema.

      Como mencionas, es importante y complicado canalizar la información para lograr esta cualidad o estado, sin embargo, para mí, lo más complicado fue el entender realmente qué era motivar, ý sobre todo, quién debía motivar. Finalmente he llegado a comprender algo más el sentido de la motivación, pero como he dicho, creo que todavía queda mucho que recorrer en este aspecto.

      Saludos

  5. No sé que opinas, pero parece que lo de “satisfacción de necesidades” se ha convertido en un commodity, es decir, en algo que ya parece que no significa nada. Lo decimos como si fuera algo sencillo de llevar a cabo, pero…

    Son precisamente esas necesidades internas las que han de cuidarse: la de tener predisposición a la tarea (con independencia del agrado intrínseco que tenga), desarrollar el compromiso por culminar nuestras responsabilidades, ser consecuentes con nuestras conductas (las manifiestas y las ausentes), etc.

    En definitiva, un mundo mucho más complejo que no sabemos ni tan siquiera identificar ni describir con claridad… y que parece que es donde precisamente se encuentra la clave para afrontar con mejor predisposición la realidad que tengamos enfrente.

    Enhorabuena por el post, Isabel. Saludos!

  6. Enhorabuena por el post Isabel, me ha gustado mucho ver esa evolución del concepto “Motivación”. Y es que la motivación no depende sólo de factores externos, la motivación está en nosotros mismos, en nuestro compromiso, responsabilidad, predisposición y esfuerzo. Saber aceptar y canalizar lo que nos llega de fuera es muy importante para seguir adelante. No podemos culpar a los demás de nuestra falta de motivación, hay que ser fuertes y luchar para conseguir la meta marcada.
    Un saludo.

  7. Isabel, me he sentido muy reflejado en el enfoque de tu entrada y estoy de acuerdo con el reflejo que da sobre tu maduración del concepto a lo largo de este Master, creo que de eso se trata tenemos los conceptos y los posgrados deben encaminarse a la maduración de conceptos, enhorabuena Isabel sabes que es un placer compartir reflexiones y madurarlas juntas en definitiva crecer y estar motivados para la vida.Gracias

  8. Estoy de acuerdo con lo que dices Nacho creo que son las necesidades internas las que debemos cuidar y a las que prestar más atención. Sin embargo, no nos podemos olvidar que cuando estamos gestionando personas debemos ir un paso más allá, no se trata solo de tu
    satisfacción personal sino del “bien” de
    toda la organización. Para mí, esta es la clave de la motivación.

    Gracias por el comentario
    Saludos!

  9. Me ha gustado mucho tu artículo Isabel y yo también pienso que la motivación parte de dentro. Al hablar de motivación tendríamos que tener en cuenta que podemos hacer lo que nos gusta, pero no podemos “decidir” que es lo que nos gusta, y creo que estaremos mucho más motivados si hacemos lo que nos gusta y tenderemos con mayor facilidad y de forma natural a la excelencia.
    Ana se pregunta que es la motivación, “¿un sentimiento, una emoción, una actitud, un ensayo mental preparatorio…?” para mí sería una mezcla de deseo cumplido o no (pulsión irrefrenable satisfecha o no), sentimiento (Amo y o no Amo lo que hago, a mi mism@ y a los demás) y creencia interior (¿cumplo con lo que creo que es mi finalidad o propósito en esta vida?). Luego viene la parte material: ¿lo que hago que me apasiona me da de comer?, porque si no es así lo dejo y me pongo a trabajar en lo que si me da de comer, y creo que es entonces cuando empiezan los problemas de “falta de motivación”. Un saludo.

  10. Buena información la pondré en practica con pasión. Gracias

Trackbacks/Pingbacks

  1. Bitacoras.com - Información Bitacoras.com... Valora en Bitacoras.com: La motivación en la gestión de personas fue escrito por Nacho Muñoz en el blog conGestión …

Deja un comentario