Pages Menu
TwitterRssFacebook
Categories Menu

Posted by on 24 jun, 2013 | 13 comments

¿Enchufismo o redes de contacto?

¿Enchufismo o redes de contacto?

Fernando Castilla

Licenciado en Administración y Dirección de Empresa, cursando Master de RRHH en la UCO. Experiencia en administración adquirida a través de varias prácticas.

Cada vez con más frecuencia vengo escuchando una palabra que ya de entrada me suena mal: purchase propecia enchufismo.

La razón por la que ahora la estamos escuchando tanto no es otra que la situación que estamos atravesando. La gran cantidad de candidatos para un único puesto de trabajo hace muy duros los procesos de selección, por ello la gente se aferra cada vez más a algo que siempre ha estado presente. En la actualidad más del 80% de las ofertas de trabajo se cubren porque un familiar o un amigo ha hablado bien de un candidato. ¿Es eso enchufismo?

Tendemos a pensar que es lo mismo enchufismo que redes de contactos, pero no es así. Me gustaría diferenciar entre ambos. Según la RAE el enchufismo es  la práctica habitual de conceder cargos o beneficios a través de influencias o recomendaciones, desatendiendo a los méritos propios de los candidatos. Es en la última parte de la definición donde encontramos la gran diferencia entre ambos conceptos, "desatendiendo a los meritos propios de los candidatos".

Esto desgraciadamente está a la orden del día. Sucede incluso en el acceso a la función pública, en donde  aunque se rigen por los principios de igualdad, mérito y capacidad existen algunos cargos que se nombran a dedo. Actualmente esto es lo que menos necesitamos, en tiempos de crisis necesitamos a gente competente en sus puestos que ayuden a sacar esto adelante.

Por otra parte, la red de contactos está formada por personas que están al corriente y aprecian las capacidades profesionales de otra y entre ambos hay una relación de confianza. Esto no es que sea malo, todo lo contrario. Actualmente es altamente recomendable tener una buena red de contactos. Debido a la confusión entre ambos términos, a veces está mal visto que alguien de tu red de contactos te ofrezca trabajo porque sabe de tus capacidades y confía en ti. Pero esto no es enchufe. Lo que es enchufe es que alguien te contrate sin  confiar en ti, sabiendo que no reúnes los conocimientos y competencias para poder asumir las responsabilidades y las funciones que van ligadas al puesto.

Al principio el empresario puede pensar que es bueno, pues ha cumplido con ese gran compromiso que tenía, pero lo cierto es que a la larga  puede ser muy perjudicial mantener en la empresa a una persona que no cumple con su trabajo y que además sus compañeros saben que no está ahí por meritos propio.

En todo caso, dado que la red de contactos es actualmente la puerta más cercana a conseguir un empleo, es el momento de cuidar de ella y aumentarla, si ya la tienes, o de desarrollarla si no la tienes.

Me gustaría contar con opiniones para este debate, enchufismos o redes de contacto, y para ello te dejo con un fragmento de "El año de la Garrapata".

13 Comments

  1. Saludos Fernando; como alumno también de máster de RRHH (UMA) agradezco el artículo y la distinción entre enchufismo y red de contactos. En cuanto a esta última me gustaría comentar que todos tenemos ya una red de contactos, solo que somos nosotros los que elegimos como la ampliamos y gestionamos. Podríamos decir que somos aquello que hacemos para/con los demás y cómo lo hacemos, tener buenas relaciones con otros profesionales generando confiabilidad y demostrando nuestras capacidades tenemos muchas más opciones de encontrar nuevas oportunidades.

    No deja de ser una vía más para obtener visibilidad y aquel que no la aprovecha está dejando de lado otro recurso más (y no está la situación como para despistarse).

    Ánimo y te felicito por la publicación :)

  2. Muchas gracias por tu comentario. Estoy totalmente de acuerdo contigo. Cada uno es responsable de su red de contactos, y ahora más que nunca es el momento de cuidarla y hacerla crecer. Saludos!

  3. Hola Nacho.
    Debo felicitarte por el artículo, aunque el tema, como comentas es antiguo. Acá, en Chile, le llamamos “pitutos” (recomendaciones, lobby). Es la misma idea: recomendar al amigo sin tener mucha certeza si tiene las condiciones y/o competencias para el cargo que ha de desempeñar.
    Al final ………… así estamos. Una cosa es el discurso y otra la realidad. Mi humilde experiencia de profesional que ya estoy en el camino de despedirme de la vida laboral, me indica que la mejor inversión que se puede hacer en los años jóvenes es: crear, cuidar y desarrollar una red de contactos basada en el conocimiento de la persona y la confianza que entrega en su desempeño.
    A veces mantener estas ideas me ha costado perder trabajos, pero mantener una sola línea de conducta es la mejor inversión.
    Los felicito por los temas que comentan y tratan.
    Patricio Bustamante S.

    • Hola Patricio. A quien tienes que felicitar es a Fernando, que es quien lo ha escrito ;-)
      Por lo que veo, el enchufe, los pitutos, es práctica habitual en todas partes del mundo. Puede ser, quizá, porque confiamos en quien conocemos… y poco más. No nos damos cuenta que la responsabilidad de prescribir a alguien va más allá de los propios intereses y que los beneficios o perjuicios de esas decisiones influyen sobre muchas otras personas.
      Enhorabuena Fernando. Un buen tema, un buen post!

      • Bueno. Mis felicitaciones por la preocupación de debatir sobre un tema que ahoga, pero sigue de moda.
        creo que el desafío grande está en que el fortalecimiento y desarrollo de las redes de contactos no empañen la relación personal que muchas veces comenzó por una amistad.
        En mi caso he vivido esta doble experiencia en que al aclarar la situación he sido mal entendido, pues la otra persona “daba por hecho” que amistad era sinónimo de “pituto”.
        Pienso que hay que separar ambas situaciones. Que pueden servir juntas, no hay mdudas, pero la clave está en si tengo las competencias o experiencia que se solicita (que siempre deberá prevalecer) por sobre el conocer a alguien influyente.
        Acá se le denomina “meritocracia”.
        Mis saludos y felicitaciones reiteradas a todos y cada uno.
        Patricio Bustamante S.

  4. Totalmente de acuerdo contigo Fernando, la situación que nos expones es una realidad a día de hoy y es una verdadera pena. No obstante como bien dices ese enchufismo a largo plazo (y no a tan largo plazo) se convierte en una debilidad para la empresa y en España desgraciadamente sabemos de que va esto…

  5. Nando, ahora más que nunca que estamos iniciando nuestra carrera profesional es cuando como tu bien dices, debemos estar más pendientes de esa red de contactos a la que haces referencia en tu post.

    El enchufismo por que sí, no beneficia a ninguna de las partes, aunque a priori parezca que al “enchufado” si. A la larga (y no tan a la larga) si no das la talla en el puesto encomendado pero lo sigues ocupando haces que los demás no crean en ti y te ganes la desconfianza de todos, tanto dentro de la organización en la que estés como fuera. Comencemos /continuemos pues a alimentar nuestra red de contactos y demostrando nuestro talento.

    Saludos ;)

  6. Hola Fernando, el tema que tocas en esta ocasión está al orden del dia y te puedo asegurar que es una cuestión que se debate e incluso es tema de conflicto en algunas empresas que por ejemplo los familiares tienen vetada la entrada e incluso hay protocolos que le dan un carácter de norma particular.
    Yo estoy convencido que en una “recomendación” quien debe jugar un papel serio es el recomendador no se debe pedir un puesto solo porque se conoce a la familia debemos comenzar por el principio de mérito y capacidad y a igualdad en estos términos tener en cuenta el plus que puede darte el hecho de que personas cercanas conozcan al candidato y a la empresa. Creo que es imprescindible mantener una buena red de contactos personales y profesionales pues te ayudan no solo a encontrar un trabajo también a tu desarrollo profesional,te agradezco que hayas reflexionado sobre este tema.
    Un saludo.

  7. Así es Josemi y en epoca de crisis el enchufismo es un gran aliado para mucha gente. Gracias por tu comentario. Un saludo

  8. Esta claro Ana Belen debido a la crisis y a que como tu dices iniciamos nuestra carrera profesional toma mucho mas valor tener una buena red de contactos. Gracias por tu comentario. Un saludo

  9. Hola Antonio, he tocado este tema porque no paro de escuchar a gente que no diferencia entre una cosa y otra, para ellos todo es enchufismo, normalmente porque desconocen el significado de red de contactos.
    Estoy de acuerdo en que el que recomienda tiene que jugar un papel serio pues aparte de que una mala decisión afectará a la empresa, para el él existe un coste de reputación si de el caso de que el recomendado no de la talla.
    Te agradezco que te hayas pasado por aquí.
    Un saludo.

  10. Es así como tu dices Nacho,no tienen en cuenta el coste de oportunidad (y si la fastidio que pasará…), con tener una relación de parentesco o de amistad parece que es suficiente. Muchas gracias!

  11. He podido extraer del post los elementos esenciales de la red de contactos: Confianza, Responsabilidad y Compromiso, a los que yo añadiría otro valor que está también presente aunque quizá de una forma más sutil, la Cooperación entre las distintas partes. Quizá sea bueno trabajar con ellos para mejorar los resultados del uso de la red de contactos.
    Por otro lado, personalmente creo que el enchufismo es como un “tipo” de red de contactos en el que se valoran más los argumentos emocionales que los racionales, con las consecuencias que eso conlleva.
    Gracias por el post Nando!!! Me ha animado a reflexionar sobre una cuestión de las organizaciones y las personas que no tenía muy trabajada.
    Un saludo :)

Trackbacks/Pingbacks

  1. Bitacoras.com - Información Bitacoras.com... Valora en Bitacoras.com: ¿Enchufismo o redes de contacto? fue escrito por Nacho Muñoz en el blog conGestión de Personas …

Deja un comentario