Pages Menu
TwitterRssFacebook
Categories Menu

Posted by on 14 sep, 2011 | 6 comments

La ética en la ley de la selva: historias de secuestros profesionales

La ética en la ley de la selva: historias de secuestros profesionales

Estos días me he acordado de la diosa Fides, la viagra online diosa de la confianza en la mitología romana. Había un culto hacia ella, una liturgia en la que elevar y prestigiar el sentimiento más elevado de los romanos: el respeto a la palabra dada, la confianza entre pares. La diosa personificaba ese valor que impregnaba su cultura, valor que soportaba el fundamento de todo orden social y político, que preservaba al Estado y a sus individuos.

Hoy en día vivimos libres y confiados, o al menos eso queremos creer, pero hay situaciones que invitan a que re-pensemos esto más a fondo. Esto de ser un pequeño microbio en la selva de los negocios tiene sus ventajas, porque pasas prácticamente inadvertido, pero a la hora de la verdad… estás en una selva, con todos esos gigantes de cuchillos afilados, con hambre suficiente y permanente para mantener su tamaño y hegemonía en el lugar.

Los pequeñines buscamos nuestro ecosistema, tierras fértiles que a los grandes no les interesa pisar. Sin esa presión es todo mucho más sencillo pero hete tú ahí que, depende de qué tipo de microbio seas, o lo que es lo mismo, en qué sector te muevas, tarde o temprano necesitas ir de la mano de esos animalotes. Está claro, en la selva de los negocios hay proyectos que no tienen sentido sin alguien que pise fuerte, al menos en las apariencias. Pero cuidado, cuidado al elegir animal de compañía.

Todos sabemos de injusticias que se cometen a nuestro alrededor, ¿o no? Siempre es el grande el que agravia al pequeño. Nos indignamos al ver, una tras otra, situaciones que transitan en el marco legal, pero que se alejan mucho de lo que debe representar un comportamiento ético. Pero la ley es la ley, la ley de la selva, ya digo.

Amalio ha publicado un post en el que narra unos hechos que hablan por sí mismos. La historia: una empresa pequeña, eMOTools, engendra un proyecto, lo presenta a un grande, promálaga, que le gusta mucho e invita a una hermana suya, esesa, también de las grandes. La cosa parece que funciona y, al cabo de un tiempo, cuando no sólo funciona sino que se cosechan éxitos, las dos empresas grandes se quedan enterito el proyecto, expulsan al pequeño y, además, lo hacen sin ni siquiera ofrecer ninguna explicación. Ahí te quedas. Sin un gracias o hasta luego que valga.

Son hechos que conozco porque, como sabes, desde hace unos meses formo parte del equipo de eMOTools. He vivido la intrahistoria que narra Amalio con todo lujo de detalles, así que sé de lo que hablo. A todo esto, por aquí hablo mucho de ética (puedes mirar aquíaquí o incluso aquí). Hasta el momento es mi asignatura preferida en ese camino hacia el doctorado en Filosofía que lentamente voy caminando. Conclusión, que la situación (grave) y el tema (para mí crítico) hace que no pudiera dejar pasar la ocasión de reflexionar un poco. Esta experiencia me sirve para aprender. Espero que compartiéndolo y dándolo a conocer permita hacer pensar a quienes puedan atravesar situaciones similares, allí en el barrio en que cada uno habite.

Queda claro que los que han causado este secuestro creo que ya no podrían oficiar ninguna liturgia a la diosa de la confianza, si es que todavía continuara algún tipo de respeto oficial o institucional por ese valor. Este es un caso, una historia real, pero, ¿cuántos cononocemos? Hay muchos por ahí que viven con miedo, digiriendo en silencio los atropellos de quienes ostentan poder. No voy a dar nombres, pero a bote pronto me vienen a la mente un par de experiencias dignas de recordar:

  • Un amigo al que le hacen presentar una factura a final de año para justificar presupuestos, bajo la promesa de trabajar y cobrar de ella al año siguiente. “Lo necesitamos para cubrir el presupuesto, venga porfa…, así el año que viene no te va a faltar trabajo” ¿Resultado? Ha trabajado 8 meses en el proyecto y no solo no ha cobrado, sino que parece que no lo va a hacer. Eso sí, el IVA de ese proyecto lo ha tenido que abonar religiosamente. Sí, sí, es así.
  • Una conocida a la que le prometen la continuidad, por un año más, dirigiendo un gran proyecto, que por tamaño es el único que podía abordar, y por el que la institución ha cobrado prestigio durante años (por cierto, ella: marca blanca). Trabaja durante meses para que el nuevo año sea aún mejor, involucra a otros, se ilusiona y… el 31 de diciembre (chapeau: buen día para hacerlo!) le dicen que bueno, que de lo que habíamos hablado nada de nada. Ella, claro, una mano delante y otra detrás. Había dedicado todo su tiempo y esfuerzo para la continuidad de ese proyecto y ahora se ve sin ingresos, en la calle, porque el grande ahora resulta que cambia de opinión y ella no tenía (no podía) tener más clientes. Claro, como es autónoma, y tiene que tirar pa´lante, tampoco tiene derecho al paro.

Qué duro es vivir con miedo. ¿Cuántos habrá por ahí, víctimas de la irresponsabilidad de personas que ostentan poder? ¿Cuántos habrá que no puedan siquiera denunciar nada por miedo a no volver a trabajar con esa institución? ¿Cuántos ven frustradas sus ilusiones? ¿Dónde acaban las personas que promueven acciones poco éticas? ¿Por qué la irresponsabilidad que demuestran determinadas personas no pueden ser sancionadas de alguna manera?

Entre microbios es más fácil, porque si actúas de esa forma, el ecosistema te expulsa naturalmente. Los grandes no tienen ese problema, porque no hay ecosistema: las condiciones de la naturaleza que habitan las crean y las destruyen a su antojo. Tienen sobrepoderes.

En fin. Ya cansa decirlo, pero vivimos en una época de crisis total: económica, de valores… Qué te voy a contar. Me gustaría imaginar una sociedad que respetase los compromisos verbales, que  elevara a los altares la confianza y, ya puestos, le diéramos un día, a modo de liturgia simbólica, como el día del padre o el día de la patrona de la ciudad de turno: el día del respeto a la ética como fundamento del desarrollo social, político y económico. Muy largo. Muy utópico. En fin, como siempre.

Te dejo con un vídeo sobre una ley de la selva ideal. El estribillo es genial (“Así, así, así debe ser la cosa. Así, así, así es como debe ser la selva…”).

6 Comments

  1. Te explico una muy graciosa que me ocurrió a mi este año…propongo al presidente de una conocidísima asociación andaluza de Directores de RRHH organizar un seminario sobre el impacto de algunas aplicaciones de gestión de RRHH en la empresa. Me dice que le parece interesante porque quiere dinamizar la asociación durante su presidencia y que lo comentará con la Junta en la próxima reunión. Me pide que le envíe el contenido del seminario y dice que me llamará tras celebrar la próxima reunión de Junta. Como no me llama (supongo que para entonces ya había empezado a tener remordimientos de conciencia) le llamo yo. Me dice que lo han de acabar de analizar y que esté tranquilo, que me llamará él.
    2 meses despues, sin haber recibido noticia alguna, un miembro de esa Junta, que casualmente actúa como partner de una empresa de software de RRHH, publica un “debate” en el grupo LinkedIn de la asociación invitando a todos los miembros del grupo a un seminario con un título y contenidos casualmente casi exactos al que yo propuse, evidentemente de la mano de esa empresa. Triste, muy triste. Patético.
    Me planteé acudir a la jornada y en la ronda de preguntas plantearles delante de todos los asistentes si sabían lo que era la ética y si no tenían imaginación para promover acciones por sí mismos, pero cuando uno intenta emprender no es bueno buscarse enemigos, más aún cuando ciertamente ejercen su influencia. Lo peor es que quien actúa así se va a dormir pensando lo listo que él ha sido y lo tonto que has sido tú. Pero allá ellos.
    Con cosas como ésta, entiendes por qué aquí las cosas van como van…no hacen nada pero si ven que tu vas a hacer algo…quítate tú pa’ponerme yo!!
    El perro del hortelano, que ni come ni deja comer!!

    • Pues sí Miguel, lo que hablamos. Cada uno de nosotros conoce y se reconoce en varias como esta. Para clientes o potenciales colaboradores en los que se desconfíe de primer momento, parece una buena idea la que propone Gian-Lluis en el comentario de más abajo: depositar la idea en un registro de entrada.

      En todo caso, también me pongo autocrítico y pienso que a veces presentamos “a la ligera” nuestros proyectos, a interlocutores no válidos. Un proyecto bien concebido debe procurar tener un recipiente que le vaya como anillo al dedo y la euforia que nos genera las ideas de proyectos no deben llevarnos a presentarlo a quien de primer momento no nos merece confianza.

      Un abrazo.

  2. Nacho:
    Gracias por comprendernos. Me parece muy pertinente tu referencia a la diosa Fides, y que vincules este tema con el de la confianza, que es algo que me consta, te sensibiliza especialmente. También que hables del miedo, y de que la gente se calle las injusticias por temor al poder. Creo que al margen del hecho concreto que motivó tu post, es hora de que hablemos “a calzon quitao” de estos temas. Hay mucho abuso, mucho “listillo” por ahí aprovechandose de los demás, y eso hay que desenmascararlo.  
    Un abrazo :-)

    • Amalio, el principal problema de hablar a calzón quitao es el miedo de tantos: hay muchos que viven del fuerte, del que actúa de modo injusto. Si lo desenmascaran, dejan de tener ingresos, de ahí que tengan que tragar con lo que sea, a fin de poder seguir subsistiendo. Una pena, sin duda.

      Abrazo

  3. Hola.
    Para los casos de presentación de ideas o proyectos, lo que hago normalmente es registrarlo en http://www.safecreative.org/, generar un documento de registro con hora y fecha, y adjuntarlo a la propuesta.
    Cuando entrego la propuesta, la habitual pregunta es: ¿Y este certificado de registro? A lo que contesto: “Es por si decide darle la propuesta a un amigo que lo haga más barato me permite demostrar que la idea es mia, para las acciones pertientes de daños y perjuicios”.
    Aunque siempre habrá quién vaya a la suya y lo haga, es un elemento disuasorio que frena a muchos.
    Saludos y espero os sea útil el método.
    Gian-Lluís.

    • Hola Gian-Lluís:

      Me parece muy interesante los servicios como los que propones de safecreative. Pero incido en la última parte de tu comentario: presentar una propuesta protegida (aunque sea de algún modo) introduce un elemento disuasorio y de desconfianza inicial en la colaboración que puede tener lugar.

      Estarás conmigo en que si el interlocutor es válido, sobran los papeles. El valor de la palabra dada prevalece. Para todo lo demás, mastercar safecreative puede ser un buen recurso para no caer en el engaño que el grande puede cometer.

      Gracias por tu apunte, me hace pensar bastante sobre el tema.

      Un saludo

Trackbacks/Pingbacks

  1. arati - La ética en la ley de la selva: historias de secuestros profesionales http://t.co/i7cLzuE
  2. Emprender Mas - La ética en la ley de la selva: historias de secuestros profesionales http://t.co/0NjxuWl
  3. Nacho Muñoz - Nuevo post: "La ética en la ley de la selva: historias de secuestros profesionales" http://t.co/L4KWQcZ
  4. José Miguel Bolívar - La #ética en la Ley de la Selva http://t.co/aHJrXRE /de @ignacionacho
  5. Manel - RT @TopsyRT: La ética en la ley de la selva: historias de secuestros profesionales http://t.co/FDVbknH
  6. Francisco Alcaide - La #ética en la Ley de la Selva http://t.co/aHJrXRE /de @ignacionacho
  7. Julio Aliaga - #miercolesparapymes atentos emprendedores!! RT @jmbolivar: La #ética en la Ley de la Selva http://t.co/JmrHFgZ /de @ignacionacho
  8. Uxio Malvido - Denunciar la falta de ética - Un ejemplo y una reflexión general en: RT @ignacionacho: "La ética en la ley …
  9. Talæntia - La ética en la ley de la selva: historias de secuestros profesionales http://t.co/FvKrKOZ #RRHH
  10. Ana Herradon - La ética en la ley de la selva: historias de secuestros profesionales http://t.co/FvKrKOZ #RRHH
  11. emotools - Leyendo el post de @ignacionacho La ética en la ley de la selva: historias de secuestros profesionales http://t.co/PQcau1K #historiasacontar
  12. Bitacoras.com - Información Bitacoras.com... Valora en Bitacoras.com: Estos días me he acordado de la diosa Fides, la diosa de la confianza en la …
  13. rexposito - RT @wikinnovacion @ignacionacho La ética en la ley de la selva: http://t.co/WgQ8B2p
  14. Nacho Muñoz - @jmbolivar @verescreer @UxioMalvido @rexposito gracias por RT de "La ética en la ley de la selva" http://t.co/L4KWQcZ
  15. pazgarde - La ética en la ley de la selva: historias de secuestros profesionales http://t.co/0STzzPg por: @ignacionacho
  16. Josean Rodriguez - La ética en la ley de la selva: historias de secuestros profesionales http://t.co/0STzzPg por: @ignacionacho
  17. Josean Rodriguez - La ética en la ley de la selva: historias de secuestros profesionales http://t.co/0STzzPg por: @ignacionacho
  18. Josean Rodriguez - RT @pazgarde: La ética en la ley de la selva: historias de secuestros profesionales http://t.co/ebv3VhE por: @ignacionacho
  19. Erlik Khan - La ética en la ley de la selva: historias de secuestros profesionales | conGestión de Personas - http://t.co/xSIfoOPb
  20. Erlik Khan - La ética en la ley de la selva: El respeto a la palabra dada, la confianza entre pares. ¿Donde esta? …
  21. angelmones - RT @TopsyRT: La ética en la ley de la selva: historias de secuestros profesionales http://t.co/QV4N96dO
  22. Mercè Bonjorn Dalmau - RT @angelmones @TopsyRT: La ética en la ley de la selva: historias de secuestros profesionales http://t.co/SMTjxjDD
  23. Nacho Muñoz - Respondiendo interesantes comentarios en "La ética en la ley de la selva: historias de secuestro profesionales" http://t.co/3WALUI5z
  24. Francisco Páez - Me ha gustado "La ética en la ley de la selva: historias de secuestros profesionales" http://t.co/I7DRAdBL por @ignacionacho
  25. Emma - RT @TopsyRT: La ética en la ley de la selva: historias de secuestros profesionales http://t.co/dJYvWgzI Si no tuvieras miedo ¿qué …
  26. Anónimo - RT @TopsyRT: La ética en la ley de la selva: historias de secuestros profesionales http://t.co/dJYvWgzI Si no tuvieras miedo ¿qué …
  27. La fragilidad, o no, de las redes de profesionales | conGestión de Personas - [...] se juntan para emprender proyectos comunes, (no)empresas creadas para avanzar con más fuerza en la ley de la selva. …