Pages Menu
TwitterRssFacebook
Categories Menu

Posted by on 13 ene, 2010 | 11 comments

Ética griega y consultoría artesana

Ética griega y consultoría artesana

Ando esta semana liado, entre otros líos, con la asignatura de Ética. Sí, estoy cursando el doctorado de Filosofía por la UNED y en febrero ya tengo los exámenes… En relación con esto, por si no lo viste en su momento, he montado un blog en el que voy reflejando resúmenes y apuntes varios de lo que voy estudiando.La cuestión es que repasando la ética griega me encuentro con numerosas ideas desplegadas hace un montón de siglos que tienen cierto parecido con cuestiones de hoy día. Llevándolo al terreno de la consultoría, son muchos los lazos que encuentro (y otros que fuerzo) con los principios que se van amontonando en la declaración que de la consultoría artesana unos pocos van (vamos) desarrollando.

En Grecia, los sofistas (sophós=sabio) eran algo así como unos mercenarios del saber, en tanto que no se limitaban a ser sabios, sino que hacían alardes de su saber y cobraban por ello. Representan la época ilustrada del pensamiento griego, algo así como la consultoría industrial en el management imperante. Sócrates, por su parte, que también es sabio, se escandaliza de la instrumentación que los sofistas hacen de sus enseñanzas. La mayoría de los diálogos platónicos, los llamados diálogos socráticos, narran disputas entre Sócrates (al que me atrevería tildar de artesano) y los sofistas, en las que aquél utiliza el método dialéctico que consiste en descubrir, por la discusión y el diálogo, lo que unos y otros ignoran. A través de la conversación, a través de preguntas y respuestas, los interlocutores dicen buscar la verdad. Y es Sócrates quien siempre tira de afirmaciones de sus oponentes para mostrar la vulnerabilidad de las mismas y que el fundamento en el que se asientan es extremadamente frágil.Llega un momento en el que en realidad los sofistas ya no buscan la verdad. Un poco como a la consultoría industrial, que los principios de la facturación se anteponen a las premisas de ofrecer un servicio significativamente apropiado para el cliente. Los sofistas aceptan que ni la ética (ni tampoco la política) pueden permitirse juicios que vayan más allá de la doxa, la opinión. A lo único que uno puede aspirar es a convencer o persuadir de la utilidad de sustentarlas. Por eso, los sofistas son maestros en retórica, el arte de la persuasión, el que les sirve para conseguir la adhesión a aquellas ideas que juzgan más convenientes. Hoy serían expertos en marketing.

Que los sofistas hayan pasado a la historia como los adalides de la argumentación engañosa y falaz es sólo consecuencia de la mala prensa que adquirieron por causa de la condena generalizada que de la sofística y de sus métodos basados en la retórica hace Platón, cuya influencia puede ser parecida a la que tiene hoy cualquier bloguero de referencia.

No sé si la remodelada declaración artesana, que puede que dé la luz próximamente, podrá servir, como hizo Platón en su momento, para poder desbancar ciertos criterios de comportamiento en los modos de proceder en el sector de la consultoría. En todo caso, no cabe duda que contribuirá en, al menos, el intento de mejorar la ética del sector y los modos de colaborar y relacionarse en ella.

—————————
Si quieres leer más sobre ética y consultoría puedes leerte este cuento

11 Comments

  1. A mi me parece que el grado de inconsciencia se ha incrementado exponencialmente ya que pienso que las bases sobre las que se sustenta la consultoría industrial son más débiles que las de la filosofía sofista mientras que simultáneamente las tentaciones son mucho más fuertes.

    Tal y como yo lo veo, hay por ejemplo muchos consultores "industriales" que a pesar del maquiavélico terreno que pisan se tienen en una gran estima desde el punto de vista ético.

    Creo que se han sofisticado mucho los argumentos para racionalizar comportamientos difícilmente justificables.

  2. Sin duda, éste ha sido un artículo reduccionista. Comparar a los sofistas con los consultores "industriales" quizá sea un insulto a los primeros, pues han aportado mucho más a la sociedad que los consultores que, lo que sí recogen de manera excelente de aquellos, es el arte de la retórica. Tanta como para poder defender su ética en el trabajo, como tu apuntas.

    Un placer (sincero) el tenerte por aquí, Alberto.

  3. Nacho, no sé si has leído El pensamiento paralelo, de Edward de Bono. Todo él gira en torno a lo que él llama "el grupo de los tres" (Sócrates, Platón y Aristóteles). Se lee muy fácil y sirve también para sacar paralelos con la forma en que actuamos.
    Suerte con los exámenes ;-)

  4. Lo tendré en cuenta pero, eso sí, para después de los exámenes…

  5. Pues yo no tenía ni idea de que estabas en estos berenjenales. Que tengas suerte y que disfrutes del camino.

    A decir verdad, me encantaría encontrarte en unos meses entre cafés, debatiendo con don Gregorio en Ocata… ;-)

  6. A mi también me encantaría degustar esass conversaciones entre cafés, Jesús. Pero primero hay que armarse de conocimientos. Tiempo al tiempo.

    Un saludo :-)

  7. Amigo Nacho:
    No soy tan optimista en torno a nuestra capacidad de cambio. Me conformo con añadir consistencia y claridad a lo que hacemos. La Declaración Artesana entraña, cómo no, un planteamiento ético, y conviene recordarlo. "El Arte de la persuasión" que practicaban los Sofistas, y que asocias hoy al Marketing, no es necesariamente malo si se pone al servicio de la verdad. Ya sabes, tenemos tambien que persuadir sobre la verdad, porque muchas veces se vende mejor la mentira. Un saludo, compañero. Seguiré al tanto de tus reflexiones filosoficas…

  8. Persuadir sobre la verdad, tienes toda la razón: quizá sea muy necesario cuando no dispones de un posicionamiento consolidado de cara al cliente, o incluso cuando el oyente no está predispuesto a que le cuenten la verdad, sino a "comprar" una herramienta barata que cubra un parche al que llaman "necesidad".

    Disfrutaré de tus comentarios si sigues al tanto de estas reflexiones filosóficas.

    Un abrazo.

  9. Buenos días,

    En primer lugar, quisiera disculparme, pero no he encontrado otra manera de contactarte que a través de los comentarios.

    Me gustaría invitarte a conocer Paperblog, http://es.paperblog.com/ un servicio de difusión recién inaugurado (el pasado 18 de enero) cuya misión consiste en identificar y dar a conocer los mejores artículos de los blogs inscritos. El tuyo se adapta a nuestros criterios de calidad y creo que tus artículos resultarían muy interesantes a los lectores de la temática «Filosofía»

    Espero que el concepto te resulte atractivo. Mientras, no dudes en escribirme para conocer más detalles.

    Recibe un cordial saludo,

    Natalia
    Responsable de Comunicación
    natalia@paperblog.com

    • Estoy de remodelación en el blog y efectivamente no podías encontrar forma de contactar conmigo porque aún no lo había indicado, así que te agradezco el comentario. Si quieres, puedes mirar aquí para que veas dónde pueden enviar más información, si lo estimas conveniente:
      http://congestiondepersonas.com/informacion/
      Un saludo.

  10. chida letra

Trackbacks/Pingbacks

  1. La ética en la ley de la selva: historias de secuestros profesionales | conGestión de Personas - [...] así que sé de lo que hablo. A todo esto, por aquí hablo mucho de ética (puedes mirar aquí, aquí …

Deja un comentario