Pages Menu
TwitterRssFacebook
Categories Menu

Posted by on 21 may, 2009 | 2 comments

web 2.0: ¿qué te parece este texto?

web 2.0: ¿qué te parece este texto?

Estoy escribiendo un pequeño texto para explicar temas de web 2.0 a determinada Administración Pública y me ha salido esto. ¿Qué te parece?

————————————————

Las tecnologías han empoderado a las personas de tal forma que ahora es posible su emancipación mediante actos de prosumidor (producción y consumo de contenido libre). Este hecho ha generado una nueva situación, como son los procesos de extimidad de las personas, quienes exponen parcelas de su vida privada de manera voluntaria, ya que supone un requisito para poder convertirse en un ser vivo dentro de la web 2.0. Los seres vivos, las entidades en la web 2.0, son personas que tras una exposición pública o visibilidad permanente se convierten en marcas. El correcto uso de las conductas propias en el territorio de la web 2.0 hará posible que estas marcas logren un posicionamiento y reputación determinada.

Las personas, en conclusión, son las verdaderas protagonistas de los escenarios que se generan en la web 2.0, de tal forma que sólo a través de las personas, es decir, sólo a través de sus intereses de consumo de contenidos, de sus aportaciones, de sus relaciones, del desarrollo de sus marcas, de su posicionamiento, de su reputación, de su conversación… es posible identificar una estructura adecuada de una Comunidad Web 2.0.

Pero como veremos más adelante, es necesario desarrollar habilidades 2.0 para poder optar a ser un experto en la web 2.0.

En primer lugar, hay que descubrir en cada persona respuestas que den sentido a las siguientes preguntas:

• ¿Quién soy?
• ¿Qué hago?
• ¿Cómo lo hago?
• ¿Qué ofrezco?
• ¿Cómo lo ofrezco?

Es decir, es necesario facilitar a la persona el descubrimiento de conocimientos, habilidades, experiencias o emociones personales y profesionales que quiera compartir a través de la web 2.0.

Una vez descubierta su identidad en la web 2.0 ha de desarrollarla. Este proyecto se propone como facilitador del proceso de emancipación de las personas para que descubran las posibilidades que tienen los recursos 2.0. El desarrollo de dicha identidad sólo se entiende a través de la capacidad de convertirse en un prosumidor.

Para ser prosumidor hay que saber consumir contenidos, es decir, hay que:
• saber buscar.
• saber leer.
• saber guardar.
• saber escuchar.

Asimismo, para ser prosumidor hay que producir contenidos, es decir, hay que:
• saber relacionarse.
• saber conversar.
• saber colaborar.

————————————————
* Me he servido del modelo de habilidades 2.0 de Alberto Ruiz de Zárate que puedes ver en sus slideshares aquí.

2 Comments

  1. Me gusta. Quizás sólo echo en falta que después de analizar por separado el prosumidor desde la óptica del consumo y desde la de la producción, aúnes las dos en un territorio común: compartir. Porque conpartir es la base para consumir contenidos (sobre todo, para no consumir cualquier cosa porque inconscientemente estableces preceptores) y para producir (basada en la retroalimentación). Al fin y al cabo, somos prosumidores porque nos caracterizamos por una incapacidad para distinguir entre ambas dinámicas.

    Un saludo.

  2. Gracias Anna. Interesante aportación cuando indicas que el prosumidor se caracteriza por una incapacidad para distinguir dinámicas de consumo y de producción de contenidos.

Deja un comentario