Pages Menu
TwitterRssFacebook
Categories Menu

Posted by on 21 mar, 2009 | 18 comments

Modelos mentales en las organizaciones: individuos críticos y pensadores críticos

Modelos mentales en las organizaciones: individuos críticos y pensadores críticos

En la particular conversación en torno a las 27 preguntas previstas, en donde ya comenté que iba a participar activamente, vamos a continuar con la siguiente pregunta:

¿Cuáles son nuestros esquemas mentales que condicionan nuestra interpretación de la realidad y nuestra conducta?

No será éste un post que ofrezca respuestas grandilocuentes, pero sí al menos alguna que otra reflexión.

Tal y como defiende José Enebral en una entrada que habla del trabajador del conocimiento, podríamos encontrar dos tipos de perfiles, el individuo crítico y el pensador crítico,

tabla de elaboración propia

Ambos perfiles tienen esquemas mentales distintos que van a condicionar el modelo organizacional, el clima laboral, la satisfacción o calidad de vida profesional y también la productividad, medida en resultados tangibles y en aportaciones de valor añadido.

No voy a dar una clase magistral diciendo lo que voy a decir, pero hay que decirlo: si el trabajador no percibe su puesto como el “trabajo perfecto”, y ni tan siquiera se parece en nada a ese ideal, ni que decir tiene que la persona tendrá tendencia a convertirse en un individuo crítico y practicar los principios de la izquierda de la tabla.

No obstante, si la organización, el puesto de trabajo y persona reúnen una serie de intereses (expuestos en el trabajo áureo) en su puesto de trabajo tales como los siguientes, problemente se estén dando las condiciones ideales para que la persona utilice esquemas mentales asociados a los de la derecha de la tabla:

- Funciones alineadas con los intereses. Se refiere a que el puesto de trabajo “gusta”, en relación a las responsabilidades, funciones, tareas… que se desempeñan.

- Retribución económica: no necesita muchas explicaciones. El puesto de trabajo retribuye coherentemente en función del sector en el que se trabaja, funciones que se desempeñan y las particulares expectativas retributivas a corto plazo.

- Conciliación de la vida personal / profesional: el puesto de trabajo permite conciliar perfectamente las “dos vidas”.

- Relaciones personales: las relaciones humanas son buenas con los compañeros y/o jefes y/o equipo a cargo.

- Expectativas de desarrollo. Se entiende que son en la propia empresa. La cuestión es valorar si la organización de la empresa permite que, mediante el correcto desempeño de las funciones del puesto de trabajo y mediante políticas de formación y desarrollo, ofrezca esta posibilidad.

- Libertad y autonomía en la toma de decisiones: hay quienes prefieren que le supervisen las tareas, hay quienes prefieren tener control y autonomía para tomar decisiones en su desempeño profesional.

Sigo pensando que desde la infraestructura de los departamentos de RRHH y las personas que lo habitan ha de darse, en aquellas organizaciones que lo permitan, los cambios pertinentes para convertir a los individuos críticos (con sus modelos mentales pertinentes) en pensadores críticos.

En artículos posteriores intentaré ofrecer un ejemplo práctico en donde se dé contenido a estas reflexiones mediantes estrategias reales y disponibles en cualquier departamento de RRHH.

18 Comments

  1. Hola Nacho:
    La tabla que anexas es bien gráfica y expone los dos modelos de gestión empresarial. El problema fundamental está, cuando esos dos estilos de gerencia se enfrentan, entre supervisor y supervisado. Si el supervisor es reactivo y el supervisado es proactivo, habrá choque de trenes y comenzarán los problemas. En un pasado post, hablé de esta condición y llegué a la conclusión que éste iba a ser despedido, por lo que se requería que “educara” a su jefe en las herramientas de la gerencia moderna.
    Esa es la condición actual de las empresas, muy bien narrado en tu post.
    Alberto

  2. Es muy interesante tu comenterio.En la empresa donde yo trabajo se dan los dos casos; el individuo crítico y el pensador critico, pero por desgracia como bien comenta Facility manager si el supervisor es reactivo y el supervisado proactivo, esto crea una apatía y desmotivación por el trabajo impresionante, de manera que la gente que le gusta su trabajo y que se formaron para ello, terminan por asquearse ante los múltiples problemas y obstáculos que se encuentran a la hora de desempeñar su trabajo, sin ver posibles soluciones por la desgana y el pasotismo de aquellos superiores. Creo que lo único que les interesa es tener a personas muertas en ideas y espíritu, para manejarlas a su antojo.

    Un saludo.

    • affordable health insurance 461485 free auto insurance quotes oum buy levitra online pcjzb nj car insurance ksz

  3. @Facility manager.
    Absolutamente de acuerdo. Las personas que tienen a su cargo otras personas son la palanca que puede transformar las organizaciones y, mientras no evolucionen esos mandos intermedios (ahí RRHH tiene mucho trabajo que hacer), no evolucionará el modelo organizativo.

    Gracias por pasarte a comentar.

  4. @Roci.
    Efectivamente, no hay mayor sensación de decepción cuando uno intenta promover acciones de mejora, sabiendo que son buenas para todos, y el contexto y sus personas no acompañan. Es tristemente una realidad.

    Gracias por pasarte a comentar.

  5. Hola Nacho:

    Me recuerdas un post que hice en mi blog hace tiempo, en relación con la buena crítica y la crítica destructiva.

    La buena crítica sirve para ayudarnos es conveniente, y la crítica destructiva la misma palabra lo dice.

    Voy a ojear tu blog, que te he descubierto gracia a que tú has dejado mi huella, me parece tu blog muy interesante, y te doy las gracias por visitarme, será una gran satisfacción para mi que vuelvas y dejes tu huella siempre que lo desées.

    Me quedo entre tus posts.

    Saludos cordiales.

  6. Son dos perspectivas interesantes que quizá conforman un continuo donde nos vamos situando según una compleja trama de factores que nos condicionan, ¿no?
    Gracias por continuar la conversación.

  7. Nacho, leyendo esta entrada de Andrés sobre liberalismo me he acordado de lo que había visto aquí sobre los modelos mentales.

    Considero que bastantes conceptos sobre puestos de trabajo se basan en modelos mentales más propios de siglos pasados que de la “Sociedad de la Información”.

  8. @María:
    Crítica destructiva e individuo crítico; crítica constructiva y pensador crítico (estratega, diría yo).

    Bienvenida María, nos leeremos

  9. @Julen.
    De acuerdo, y por eso mismo creo que resultaría muy interesante indagar en el origen, es decir, en por qué se producen los esquemas mentales de ese continuo, ¿no?

    Gracias por la conversación.

  10. @josempelaez:
    Efectivamente bastantes conceptos relacionados con los puestos de trabajo están muy relacionados con formas de trabajar que, en muchos casos, pueden considerarse anticuadas. No obstante, la mayor parte de las empresas tienen ese modelo de organización que es con el que hay que trabajar.

    Gracias por pasarte a comentar. Te espero en las próximas entregas.

  11. Hola Nacho,

    Muy gráfica y acertada la tabla. Esta semana he realizado un ADPT en mi empresa y he podido comprobar las dos actitudes, o los dos tipos de individuos.

    Hay empleados que han visto en este análisis una oportunidad de mejorar el clima, organización y comunicación… mientras que otros han visto en él una forma de criticar el clima, organización y comunicación… y como estas personas tienen más influencia en las primeras.

  12. @Ismael:

    No sólo es interesante comprobar la existencia de estos dos perfiles en la organización, sino que también (y lo más difícil) hay que gestionarlo, hay que intentar trasladar al polo “pensador crítico” al que está situado en el polo “individuo crítico”. Y eso es lo más difícil y costoso (en complejidad de las herramientas a implementar y en tiempo)

    No sabes cómo me alegra verte por aquí, en serio.

    Un saludo

  13. Y yo pregunto…es necesario usar la palabra crítico ya sea pensador o no?

    Creo que sería una ayuda empezar a usar un lenguaje más proactivo porque el lenguaje determina acciones y pensamientos.

    Una sugerencia, qué tal individuo crítico versus pensador que cuestiona?

    Es sólo eso, una sugerencia.
    Gracias por haberte pasado por mi blog, el tuyo me parece fantástico.

    Me quedo por aquí, eso sí, con tu permiso!

    Buen finde!

    Vero

  14. @Verónica Gran:

    Puedes quedarte el tiempo que quieras, y si son como aportaciones como la que has hecho, mejor que mejor.

    De hecho, si vuelvo a hablar del modelo, voy a emplear “pensador que cuestiona” mejor que “pensador crítico”, porque efectivamente transmite mejor el mensaje de lo que representa.

    Gracias por pasarte y aportar.

  15. A mí me has “matao” con lo que la persona tiene que estar muy cerca de creer que su puesto de trabajo es perfecto. Lo creo así, pero ¿qué porcentaje de gente se encontrará en esta situación? Me aventuro a creer -y por lo que oigo comentar- que es muy poquita. Qué pena, ¿no?, que tanta gente pase tanto tiempo viviendo en esta percepción.
    Son tantos los factores que influyen en la valoración que hacemos que es muy difícil trabajarla. Creo sin embargo que es ese totem llamado “empresa” u “organización” la que ha de mover ficha haciendo el camino más transitable.

  16. @ncuentra_silvia:
    Si bien es cierto que los trabajos no son perfectos para muchos, no deja de ser cierto que hay también demasiado inconformista…

  17. soy Alejandro desde Colombia,fascinado y perplejo con el tema, muy moderno y actual.
    buenos aportes, los felicito, a mi modo de ver.

    todo evoluciona y el hombre como tal independiente de su actividad o intereses debe de ir a la par.

Deja un comentario