Pages Menu
TwitterRssFacebook
Categories Menu

Posted by on 4 mar, 2009 | 4 comments

Maldita palabra

Maldita palabra

A partir de este momento queda vetada esta palabra en este sitio. Hablar de ella es entrar en una conversación de victimismo, cobardía o indefensión, según la boca que la pronuncie. Este blog va a ayudar a que se mitigue esta palabra y quede reducida al recuerdo de una época en la que no nos fue muy bien, pero que supimos superar con éxito. Una época que nos hizo fuertes, que nos hizo reflexionar, cuestionarnos lo que parecía que no tenía por qué ser cuestionado. Una época del pasado.
Desde el momento en el que no la mencionemos, levemente esa palabra comenzará a ser pasado.
Copio y pego el texto de Senior Manager, autor de la iniciativa. Quien quiera apuntarse, que copie y pegue este texto en un sitio en donde todos puedan leerlo.

Seguro que conoces esa palabra… ¡Si, esa misma! …Tiene seis letras y actualmente está en boca de todos.


Es incluida de forma sistemática y casi obligada en cualquier conversación formal o informal, afectando el origen y el final de todas las conversaciones.

Aparece constantemente en las portadas de todos los diarios, e innumerables veces en sus páginas interiores.

Los telediarios y noticieros radiales no se cansan de repetirla, y los comentaristas la utilizan hasta la saciedad.

Está siendo catalogada como la culpable de todo lo malo que ha sucedido y que pueda suceder en la economía, en la sociedad, en el país y en el mundo.

Su influencia negativa nos está afectando inconscientemente, y el hecho de mencionarla y escucharla de forma continuada, nos está haciendo mucho daño tanto físico como mental.

Ya ha dejado de ser sólo una consecuencia y ha pasado a convertirse en una causa, así que su efecto es envolvente y repetitivo, y su ciclo actual parece no tener un final predecible en el corto plazo… en fin… que ya sabéis de cuál palabra estamos hablando ¿no?

Es difícil determinar con hechos cómo se ha visto afectada nuestra vida (salud, trabajo, relaciones, etc.) por culpa de esta palabra, y no sabemos hasta que punto nos puede seguir afectando negativamente si continuamos recibiendo su perniciosa influencia.

Pero a pesar de lo anterior, podemos hacer algo útil para tratar de mitigar su impacto e intentar crear un poco de conciencia colectiva en ese sentido.

No se pretende ocultar la situación actual, sino más bien que decidamos por nosotros mismos si aceptamos (o no), que los medios nos sigan atacando y debilitando nuestra moral de forma irresponsable cada vez que mencionan esta palabra con el único fin de vender noticias.

Propongo no escribirla más, no mencionarla más y no escucharla más… y en su lugar (cuando sea absolutamente necesario) utilizar un eufemismo.

También propongo difundir el contenido de este artículo como una especie de campaña global, contribuyendo desde nuestros blogs a erradicar (en la medida de lo posible) el uso de esta palabra.

Es muy probable que si dejamos de mencionarla y publicarla como lo hemos hecho hasta ahora, podemos contribuir a reconvertir la situación tangible que la engendra, en una nueva situación menos pesimista y más positiva.

Si logramos alcanzar, aunque sea parcialmente, este objetivo; podremos centrarnos mejor, y dedicarnos de lleno a los aspectos que van a permitir solucionar de forma rápida y eficiente la situación que estamos viviendo y que tanto nos afecta por igual.

Por lo tanto, esa palabra, queda vedada y prohibida en este blog …¿Te apuntas?

Si piensas que puedes ayudar con un granito de arena a cambiar las cosas, publica este texto en tu blog y únete a esta propuesta.

Nota: (aclaratoria para los más rebuscados) Esta entrada no tiene connotaciones políticas y sólo puede interpretarse como una forma de ser positivos frente a esta situación, ya que todos la estamos sufriendo. Tampoco pretende esconder lo que está pasando, ni negarlo con el hecho de no mencionar esta palabra…no es eso; más bien es tratar de cambiar el humor a la gente, mientras todos seguimos trabajando por salir lo antes posible de la palabra innombrable, eso es todo.

4 Comments

  1. Nacho, gracias por apoyar la propuesta, creo que si la mayoría deja de hablar de esa palabra también dejarán de pensar en ella y podrán convertir la situación en otra cosa en función de poder solucionarla: no es que pretenda esconder lo que pasa, sino darle la importancia y la medida justa, pero no más de eso.
    Un abrazo.
    SM

  2. Pues claro… sólo es un pequeño parón.
    ¡Muy bueno el artículo! ya está bien que todo el mundo se excuse en la palabra (esa palabra).
    Un abrazo

  3. Nacho, Senior, Felicidades por la propuesta.

    Un saludo.

  4. @SM:
    gracias a ti, por la iniciativa.

    @pilar mandl:
    efectivamente, esa es la actitud.

    @lobo estepario:
    gracias a ti por pasarte. Para apuntarse a la iniciativa, ya sabes, no mencionar la palabra y, si quieres, poner el texto del post en una entrada de tu blog.

Deja un comentario